Historia de los comienzos de  la aparición de María Corredentora de Nuestros CorazonesLugar gruta de la soledad (Vidente Alejandro Ochoa)

Todo comenzó en el año de 1996, cuando el instrumento (  vidente) asistía a la santa eucaristía en la catedral de Pereira, siempre que se acercaba a visitar a Jesús eucaristía veía a una hermosa señora postrada a los pies del sagrario, refiere que  desde que la vio siempre supo que era la santísima virgen María, desde el primer momento que la vio nuestra señora empezó a instruirlo y a prepararlo para una gran misión.


En su primer mensaje le dijo, “ Dios padre te ha elegido para que cumplas una gran misión, no le cuentes nada a nadie de lo que ves y escuchas”, refiere que  cada vez que la  santísima  virgen  le decía esto ponía su dedo índice derecho en sus labios como señal de que  debía callar por ahora todo lo que le  instruía, ella  le  decía “encontraras algo que está perdido” ; en  la  época  de la aparición  el vidente  era  estudiante  de  colegio  (año  1998) y cada encuentro con la santísima  virgen las guardaba en  su corazón.


En la  catedral de   Nuestra  Señora de la  Pobreza (Pereira) empezó a  tener  los  encuentros  personales  con   la  santísima  virgen, y  en medio de  estos  diálogos  personales con la   virgen  María empezó  a observar  a un señor orando, le  llamaba la atención verle en su pecho un rosario grande con una cruz de san Benito, en ese momento la santísima virgen maría le decía “míralo muy bien,  prepárate”,  esto  ocurrió  en  varias  oportunidades  en las que el   instrumento  visitaba  al  santísimo  en la catedral de Pereira,  hasta que  se  llegó  el día  del encuentro, en casa  de  una  amiga  de  oración de  ambos , apareció  de  visita   el  señor  del  rosario grande (Don Danilo)  quien por  gracia de  Dios había  aceptado  una  visita  que tenía  pendiente  a  este  hogar, era  el mes  de enero  año  1998  cuando  el  vidente (Alejandro) con  sorpresa al verlo llegar, recordó  que  era  el  señor  del rosario  grande   al que  nuestra madre  santísima  le  recalcaba  que  lo mirara muy  bien; y    automáticamente nuestra madre le dice “ te lo advertí prepárate” la  virgen  santísima le pidió decirle a Danilo que orarán y así lo hicieron; durante la oración la santísima virgen apareció y  les dijo “ Danilo llevaras  a mi hijo Alejandro a Caquetá  y juntos cumplirán una gran misión, el señor Danilo ya había estado en Caquetá pero por cosas de la vida tuvo que salir allí.(el vidente  no sabía que Don Danilo había vivido en Caquetá).

Pasaron 3 días de  este encuentro  y  empezaron a viajar hacia  el Caquetá,  con muchos  inconvenientes en el camino,  pero la madre bendita les fue superando, hasta que  al fin llegaron a Caquetá; tierra desconocida para  el  vidente (no sabía que existía el Caquetá).

Llegaron a donde una señora llamada María Parada, que muy amorosamente Los acogió unos días, a la señora  le causó mucha sensación ver un  joven (17 años) en esas tierras tan lejanas, y le preguntaba que hacia allí, a lo que él siempre le respondió “ la madre me mando” entonces ella pensó inmediatamente este muchacho es un vidente.

Durante  su  llegada  a estas  tierras empezaron a  orar en casa   de  María  parada y en muchas otras casas a  las cuales los invitaban  a  orar el santo rosario. Pasados  los días  nuestra madre bendita le  dice  al  instrumento:“ recuerdas mi hijo que te dije encontraras algo que está perdido” el  respondió “si madre” ella continuo diciéndole “aquí esta lo perdido”.

Durante  la  estancia  en  Caquetá el  instrumento tuvo que vivir en varios hogares, siempre viviendo  de la  misericordia  de  Dios hasta el día de   hoy.  Una noche después de haber  estado  orando nuestra señora se les apareció  y les  dijo “deseo un lugar para que todos mis hijos se acerquen confiados a mi corazón, y reciban de él toda clase de bendiciones”, todos    los  allí reunidos entendieron que la virgen quería un santuario, varias personas después de esto empezaron a ofrecerles pedazos de tierra para construir el santuario a nuestra madre bendita, pero la señal que ella les había dado fue: “ me veras y te hablare en el lugar que yo deseo escoger”.