Promesas de María corredentora de Vuestros Corazones

 

1) Que será una imagen que derramara grandes bendiciones, y desde hoy promete bendecir, a todos los hogares donde sea venerada como la corredentora de nuestros corazones.

2) Derramare gracias abundantes de sanación, de liberación, y de conversión.

3) En los hogares, donde se me venere como corredentora de vuestros corazones, todos mis hijos que se acerquen a mi imagen, y fijen su mirada en mi mirada, hallaran paz, en medio de sus tribulaciones.

4) Y, todo aquel, que postrara, sus rodillas ante mi presencia corredentora, y ore 7 Ave Marías, recibirá grandes bendiciones.

5) Que dará la libertad, aquellos secuestrados, por los cuales oremos ante su imagen.

6) que dará la gracia de la maternidad, aquellas mujeres que sean estériles, al postrarse, ante su imagen corredentora.

7) Que todos aquellos que se postren ante su imagen ella les dará un adelanto del gran aviso y les mostrara parte de sus pecados.

6) derramare abundantes, y lo dice en un tono, muy, muy lindo, abundantes bendiciones sobre aquellos, que propaguen mi devoción y aquellos que apoyen mi devoción con amor.

9) A todos mis hijos que lleven consigo mi estampa, les protegeré de toda asechanza de Satanás y de todo ataque humano y de la naturaleza.

10) Despertare en los corazones de mis hijos, que confiados se acerquen a mí, un deseo radical a ser santos.

11) Alcanzaré para todos mis hijos predilectos, que ya, hayan perdido su amor por el ministerio, deseo ardiente hacia mi hijo JESUS, y su santo ministerio.

12) Como Corredentora, despertare, el deseo de muchos de mis hijos a la vida consagrada.

13) Los pecadores empedernidos, que sean encomendados a mi corazón, como Madre Corredentora, recibirán la llama y sus corazones, se encenderán y buscaran a DIOS PADRE MISERICORDIOSO.

14) Concederé, la sanación de las enfermedades que aquejan a mis hijos en los últimos tiempos, especialmente aquellas que los médicos y la ciencia no podrán tratar, pues serán desconocidas para todos ellos. Esto será, para mis hijos, que fijen su mirada en MÍ, como MADRE CORREDENTORA